Departamentales

¿Quién se hace cargo de los perros callejeros? Una llamada urgente a la acción

En nuestra comunidad, nos encontramos constantemente enfrentando ataques de perros hacia niños y adultos. No hace mucho tiempo, recordamos el trágico incidente de la jauría del río Mendoza, que dejó un impacto devastador. Posteriormente, una joven de quince años perdió su vida tras ser atacada por dos canes, y más recientemente, una niña fue mordida en las mejillas, afortunadamente, se está recuperando. Es evidente que debemos tomar medidas para abordar esta problemática.

Sábado, 22 de Julio

Contamos con una ley aprobada que establece claramente que todo animal debe ser identificado y, si se encuentra en la vía pública, debe llevar bozal y correa. Además, el dueño tiene la responsabilidad de declarar la existencia del animal. Sin embargo, en nuestro departamento de Luján, algunos barrios se han vuelto intransitables debido a la cantidad de perros sueltos que impiden el paso seguro.


Particularmente, en la zona sur del departamento, la cantidad de animales domésticos en las calles de los barrios populares es asombrosa. Las autoridades parecen estar mirando para otro lado y esperamos que no tengan que enfrentar otra tragedia para actuar.


Algunas personas en nuestra comunidad proveen de alimentos a estos animales callejeros, lo que puede hacer que los canes se conviertan en protectores de sus casas y de quienes los alimentan. Sin embargo, como son animales de la calle, nadie se hace responsable de su cuidado.


Es esencial destacar que, si alguien reacciona con maltrato hacia los animales, enfrentará el peso de asociaciones y posibles problemas judiciales. Pero, a pesar de esto, el problema persiste, y la solución debería haber sido abordada hace años con la perrera.


No podemos permitir que estos animales sigan vagando libremente por las calles, especialmente cuando pueden representar un peligro para la seguridad de las personas. Es triste ver cómo muchos de estos animales, adoptados cuando eran pequeños y bonitos, son abandonados cuando crecen y pierden su encanto.


La urgencia de encontrar una solución a esta problemática es evidente. Debemos tomar medidas efectivas para asegurarnos de que los perros callejeros sean atendidos adecuadamente, y no solo abandonarlos en la vía pública. Ofrecerles refugio, cuidado y adopción responsable es nuestra responsabilidad colectiva.


Es importante que las autoridades, las organizaciones locales y los ciudadanos se unan para encontrar una solución a este desafío. La educación sobre el cuidado responsable de mascotas, el esterilización y la promoción de la adopción son algunas de las acciones clave que pueden ayudar a reducir la población de animales callejeros y garantizar que todos podamos transitar seguros por nuestras calles.

Palo




En conclusión, el problema de los perros callejeros debe ser abordado con urgencia y determinación. Es responsabilidad de todos garantizar un ambiente seguro y libre de riesgos para nuestra comunidad. Adoptar, no abandonar, y fomentar una cultura de cuidado y respeto hacia los animales son acciones esenciales para crear un entorno más amable y seguro para todos.


Transitar seguros es nuestra meta común, y juntos podemos lograrlo.

www.lujanen5.com